Recién llegué de unas vacaciones con mi familia y no podía pasar la oportunidad de contarles una de las mejores experiencias de mi vida. Resulta que mi papá tiene planeado que nos mudemos a San Diego, California, por lo que se dedicó a buscar casas que estuvieran cerca de algunas fábricas que se dedican al diseño y creación de tipos de báscula industrial, incluso lo vi tecleando ‘Houses for sale’ en Google y leyendo artículos de lo mejor que hay en ese condado. Después de una investigación decidió que iríamos de vacaciones para conocer más de todo lo que se puede hacer allá. Uno de los días que estuvimos en Estados Unidos se lo dedicamos completamente a ir a los estudios de Hollywood, donde mi parte favorita fue cuando entramos al mágico mundo de Harry Potter. (Más información en Universal Studios Hollywood) Jamás olvidaré mi paseo por Howarts. En cuanto llegué a casa, encendí la computadora y empecé a escribir para contarles lo que viví.

The Wizarding World of Harry Potter te transporta literalmente a Hogwarts gracias a la temática que manejan y a todas las actividades que puedes hacer. Hay juegos mecánicos, tiendas y cerveza de mantequilla, por lo que los que somos muy fans de esta saga nos enamorará al instante. El lugar es inmenso, leí que tenía un tamaño de seis acres, que buscando en internet son 2.4 hectáreas. ¡Muy grande! Parece una villa, pero lo mejor está al centro, donde está el impresionante castillo de Hogwarts. En el castillo puedes pasear por los pasillos y corredores, donde encontrarás los famosos retratos parlantes. ¡Tal y como los vimos en las películas y leímos en los libros! También pudimos entrar a la oficina del director Albus Dombuldore, hicimos una visita al salón de Defensas contra las Artes Oscuras y a la sala comñun de Gryffindor, donde Harry Potter y sus amigos se reunían para criticar a los de mi casa favorita, Slytherin.

Pero la atracción reina, la mejor de todas, es Harry Potter y el Viaje Prohibido, donde te permiten manejar tu propia escoba en un viaje que combina sistemas robóticos, extraoridnarias secuencias de acción y efectos especiales fuera de este mundo. Aunque también hay una montaña rusa que se llama El vuelo del Hipogrifo, el cual es un juego para toda la familia. Pero volar tu propia escoba debes probarlo sí o sí, más si eres fan de hueso colorado de la saga de J.K. Rowling.

Todo lo que hagas en ese lugar te hará sentirte en el mundo de Harry Potter, ya que puedes visitar las tiendas que pisó el mismísimo Harry, como la tienda de lechuzas, pasear por la villa que tiene techos de tejas y un ambiente muy cultural, donde los más pequeños y grandes pueden aprender más de la saga y de los tiempos pasados. A la hora de comer fuimos a un restaurante que mantuvo la misma temática y los platillos tenían nombre increíbles. Lamentablemente aún no soy mayor de edad en Estados Unidos, por lo que no pude entrar a los bares, pero mi hermano mayor me contó que venden bebidas con nombres extraños, pero deliciosas, además de la cerveza de barril de cerdo. ¡Fue increíble!

FUENTE INFORMATIVA: La Casa de la Báscula

VIDEOS: YouTube