En en muchas de las diversas empresas existe una tasa de rotación de personal demasiado alta.

También se ha observado que existen reclutadores experimentados que son excesivamente insistentes y groseros, otros que simplemente están persiguiendo la tarifa por encima de todo, y muchos que le dan a a la industria del reclutamiento de personal una letanía de diversas razones para alargar los procesos de contratación..

Sin embargo, la mayoría de los problemas con los que se topan las empresas cuando recurren a los servicios de un headhunter se pueden evitar si se conoce la forma correcta de trabajar con un especialista que se involucra desde el principio con tu empresa.

Esta es la mejor parte de este juego cuando de reclutamiento de personal se trata.

Tu como empresario deseas contar con el mejor talento para cada uno de los puestos clave que tienes para hacer que tu negocio vaya sobre buenos rieles.

Pues bien, el contar con un headhunter que te ayude con esta tarea es una de las mejores decisiones que puedes tomar.

Tu solo te preocupas por encontrar un solo profesional (al headhubter con el que puedas trabajar codo a codo) y el headhunter hará el resto.

En este sentido, siempre trabaja con un headhunter sobre una base contingente … nunca en retenedor.

Encuentra lo que necesitas en Staff Selection 

Hay un momento y un lugar para trabajar de forma contingente con los reclutadores, pero la mayoría de las veces es mejor que se continúe con un acuerdo retenido con una empresa en la que se confíe.

Es válido tener tus dudas y vale la pena explorarlas, por ejemplo:

  • ¿Cuáles son los aspectos que menos te gustan de trabajar con un cazatalentos?
  • ¿Es el hecho de que parece estar más interesada en hacer una colocación con cualquier candidato que con el candidato correcto?
  • ¿O posiblemente sientes que el headhunter puede intentar “venderte” un candidato no calificado?
  • ¿Tal vez no aprecias los candidatos mal perfilados y marginalmente capaces que te envían?

Estoy seguro de que no disfrutas las constantes llamadas de seguimiento, correos electrónicos persistentes e interminables solicitudes de comentarios, ¿cierto?

Una búsqueda retenida resuelve todos estos problemas de inmediato.

Tan pronto como encuentres a un headhunter adecuado para trabajar junto con tus puestos de manera exclusiva y hayas conservado sus servicios, habrás eliminado todas estas molestias.

El reclutador puede tomar su tiempo para evaluar la oportunidad, puede trabajar en su red e identificar a los mejores candidatos (activos o pasivos) mientras los califica adecuadamente.

Luego, te presentará los mejores 3-5 candidatos para tu revisión y esperará pacientemente a que tomes una decisión sobre cómo te gustaría proceder.

Con este proceso, has dejado un juego de prisa y oportunidad y lo has convertido en un proceso sistemático y conciso para encontrar el mejor candidato para contratar.

Has cambiado la relación con el reclutador de un vendedor a una asociación de consulta. ¿No es eso lo que querías desde el principio?

Pues bien, los headhunters, como con todos los profesionales, vienen en todas sus variedades… buenos y malos, honestos y antiéticos, experimentados y novatos.

Todos hemos escuchado las historias de terror y entiendo por qué muchos de los empresarios tienen sus guardias al momento de elegir un reclutador.

Sin embargo, con un poco de diligencia puedes tener una experiencia satisfactoria y exitosa trabajando con un headhunter cuando llegue el momento.

Referencias: YouTube, Staff Selection y Gob.mx