Hace unos días mi mamá estaba haciendo una limpia de verano así que nos obligó a mi hermano y a mí a revisar las cajas que estaban empolvadas en el cuarto de servicio, con todo nuestro pesar no nos pudimos zafar de esta tarea, el cuarto tenía mucho polvo debido a todo el tiempo que no lo habíamos usado.

Antes lo usábamos pero termino siendo una bodega para poner todas las cosas que no queríamos o que según nosotros nos podría ser útil en alguna ocasión para disfraces del colegio y cosas así.

Puedes entrar a Abasteo para ver si requieres algo de nuestro catálogo.

Muchas de las cajas eran de cartón porque no nos habíamos tomado la molestia de moverlas además siempre nos poníamos un pretexto para evadirlo y pasarlo para otro día cuando “tuviéramos más tiempo”. Ella nos dio bolsas negras de plástico a los dos, dijo que hiciéramos una selección, lo que queríamos conservar y lo otro ya veríamos que hacíamos.

Solo una vez hemos donado cosas las demás se las regalamos a los señores de la basura que las aceptan agradecidos.

Había una torre de cajas que he de admitir que se veía muy poco estable , bajé una y estaba llena de polvo, era una capa gris que te manchaba los dedos, abrí la caja y ví que eran un montón de recortes de periódicos obviamente tenían muchos años ¡Casi 10! Eran recortes sobre reportes, historietas que nos gustaban y guardábamos.

Decidí poner casi integra la caja para tirar aunque mi hermano comenzó a rebuscar, alguna vez alguien me dijo que eso no era recomendable debido a que te quedas atrapado en la nostalgia y después no quieres dejar ir nada.

[Referencias: YouTube, AbasteoEl Reforma ]

La caja de abajo estaba aplastada pero aún servía, mi sorpresa cuando vi que era la caja de electrónicos: cables, pinzas, sockets, Router Cisco y juegos viejos como esas máquinas que venden con 9999 juegos de tetris en 1, pilas viejas e instructivos de aparatos que ya no teníamos y que obviamente nunca consultamos.

Mi hermano todavía no había terminado de revisar la caja entera de recortes de periódicos pero ya tenía la mitad de su lado, tenía muchas ideas con las que podía hacer “Con esta bota, podemos hacer un florero” o “Con los recortes decoraré una caja” era muy creativo aunque a veces me preocupaba que no hiciera sus proyectos, no es que yo los terminara solo que en mi experiencia nunca hacía nada, ojalá me equivoque en esa situación.

Me fue muy caótico acomodar los cables de electrónicos porque siempre está la constante de usarlo pero al mismo tiempo cuesta aceptar que si han estado ahí aproximadamente un año es obvio que no fueron requeridos o que se te hizo más fácil adquirir uno en una tienda de electrónica.

Traté de no seguir viendo y metía todo a la bolsa negra, mover tantas cosas, aunque fueran cosas pequeñas cansaba y me daban ganas de irme a acostar y dormir pero si lo hacía más allá de que mi madre me vería feo quedaría exactamente igual y el propósito de ese día era ver con que me iba a quedar.

Va a ser un día largo.