Dicen que casados casa quieren o si estás con tu pareja buscando independizarse haciéndose de una propiedad, entonces la decisión de elección dependerá de muchas cosas.

Por ejemplo será muy diferente tu visión si solo son ustedes dos a si se encuentran esperando bebé.

Si esperan hasta que estén esperando bebé, se podría comprender mejor lo que necesitan en una casa mientras se activa el radar de crianza de tus hijos.

También puedes aprovechar el instinto de anidación, que es algo real. Durante el tercer trimestre, las mujeres a menudo sienten la necesidad de limpiar y organizarse, y eso puede ayudar a que se estabilicen antes de que llegue el bebé.

Con una esposa embarazada y la familia en crecimiento, sin embargo, la mudanza será una tarea difícil y puede ser no tan aconsejable para una mujer embarazada ayudar con tareas físicas, como elevar cajas.

Mudarse también es estresante, lo que potencialmente aumenta las emociones que esperan los padres.

Una mujer embarazada podría estar demasiado cansada como para ver un montón de casas nuevas.

De hecho eso lo viví con mis primos quienes estaban buscando casa en uno de los desarrollos inmobiliarios en Puebla y el estado de embarazo avanzado de mi prima les limitaba sus opciones de una búsqueda que la llevo a la página Departamentos Puebla .

Esperar hasta que llegue el nuevo bebé da tiempo para desarrollar una nueva rutina y comprender cómo han cambiado las necesidades de la pareja.

Es posible que se prefieran dormitorios juntos, en lugar de una suite principal en un piso diferente, de modo que se puedan escuchar mejor a los niños pequeños por la noche.

Sin embargo, mirar casas con niños a cuestas, especialmente cuando son pequeños y se cansan fácilmente, puede ser estresante también.

Asimismo puede agotarse tu licencia de maternidad para mudarte en lugar de vincularse. Si también estás vendiendo una casa, las presentaciones pueden interferir con los horarios de siestas.

Ahora que, si lo que buscas es también vender tu casa actual, determina la cantidad de capital que puedes tener y que podría aplicarse a la compra de tu nueva casa.

Otro punto a considerar es tu situación civil.

Pueden estar viviendo en unión libre y desear comprar una casa, lo que se facilitaría si la adquieren al contado.

De lo contrario, ante un préstamo hipotecario se deberá investigar qué opciones tienen y cómo quedaría el régimen de propiedad al adquirirla y decidan cómo estructurarán legalmente la propiedad.

Ahora que si están casados, aquí se facilita un poco las cosas, solo habrá que tener muy claro el tipo de unión que tuvieron, esto es si están con bienes mancomunados, separación de bienes, etc.

Las opciones varían según los estado, por la forma de adquisición y la fuente de financiación.

Siempre será importante consultar a un abogado de bienes raíces, especialmente cuando se compra una casa sin estar casados para que cada persona esté protegida y comprenda sus derechos.

En fin… el comprar una casa puede ser uno de los pasos más emocionantes y complejos que tienen las parejas, por lo que pensar las cosas con cuidado y bien asesorados puede ayudar a mitigar el estrés y facilitar las cosas.

REFERENCIAS: YouTube, Departamentos Puebla y Vice