No sé cómo te encuentres preparándote para presentar tu examen de ingreso a la universidad.

En el mío, desde que vi la Guía de estudio del IPN que es donde quiero ingresar, realmente los nervios me estaban consumiendo.

Pasada una semana no lograba, ni concentrarme, ni avanzar en lo que me propuse para estudiar, ni lograba dormir.

Era tal mi estrés que mis padres me notaron muy mal. A esto se le puede decir que no supe manejar adecuadamente esta situación… pero como dicen un sabio refrán… a grandes males, grandes remedios.

Mi padre que es más práctico y me apoyó en buscar un curso de preparación para que me ayudara a darle una mejor orientación y enfoque a mi agenda de estudio.

Aquí mi red de salvación fue UNITIPS que gracias a su forma de estructurar su curso, comencé a ver avance con respecto a la guía.

Por su parte mi madre, es más holística y al estar practicando yoga y meditación me sugirió incluir rutinas de yoga a mi plan de trabajo al igual que unos minutos de meditación al día.

Al principio, lo realicé un tanto renuente ya que no veía la relación entre hacer yoga y meditar con prepararme a uno de mis mayores retos como lo era un examen de ingreso al IPN.

Pasadas unas semanas y junto a mi curso de UNITIPS, noté un avance significativo, además de que mi concentración aumentó y mis nervios disminuyeron.

Gracias a mis padres y a sus soluciones, estoy fluyendo mucho mejor.

Me sorprendió como la sugerencia de mamá me ayudaba significativamente y decidí investigar el por qué, y encontré que la meditación ayuda en lo siguiente:

a) La meditación mejora la concentración

Estás estudiando seriamente y de repente te das cuenta de que estás pensando en lo que hay para cenar. ¿Te suena familiar? Nuestra mente suele ser muy inestable y deambula ante el primer signo de distracción.

Lamentablemente, la mayoría de nosotros ni siquiera comprendemos cuando esto sucede.

Mientras estudiamos, podemos comenzar a pensar en dormir, comer, un mundo de fantasía, mucho dinero, un futuro exitoso, ¡casi todo excepto el programa de estudios!

La meditación es una excelente forma de contrarrestar esta tendencia de la mente.

Dado que la meditación en sí misma requiere una concentración total, hacerlo con dedicación todos los días entrenará tu mente para enfocarte en lo que tienes a mano sin pensar en nada.

Lo mejor de esta parte es que, dado que tu concentración ahora está mejorada, ¡no necesitará tantas revisiones como antes!

b) La meditación te hace seguro

A través de la meditación, tu cuerpo y tu mente se calman. Te siente más satisfecho y confiado porque ahora estás tranquilo y el nerviosismo se está desvaneciendo. Por lo tanto, mientras te preparas para un examen y durante el examen también, permanecerás tranquilo.

Además de visitar UNITIPS

¡Recuerde, la confianza en sí mismo es contagiosa y saca lo mejor de ti! ¡También ayuda a resaltar la creatividad y las habilidades analíticas que nunca supiste que existían!

c) La meditación expande tu poder de asimilación

Los estudios sugieren que un porcentaje extremadamente alto de meditadores ha afirmado que aumenta su poder de asimilación.

Todos sabemos lo importante que es esto durante la preparación de un examen.

Cuando tenemos demasiado en nuestras manos y el período de tiempo nunca parece suficiente, no podemos permitirnos dedicar mucho tiempo a cada pregunta o problema.

Por lo tanto, tendemos a pasar por alto los problemas complejos o perder el tiempo, descuidando los que parecen más fáciles.

Resultado de imagen para meditación

Al meditar, aumentas tu poder de asimilación. Esto significa que pasas menos tiempo en cada problema. Como resultado, terminas haciendo mucho más en el mismo período de tiempo.

Amo a mis padres y gracias a sus sugerencias, hoy estoy más seguro y tranquilo de que conseguiré mi lugar en el IPN.

FUENTES: YouTube || UNITIPS || El País