Entre las ventajas de usar un sistema en el proceso de gestión de almacenes tenemos:

Ventaja 1: Gestión de ubicación

Los números de ubicación se asignan a todas las ubicaciones en un centro logístico, como los palets, bastidores y estantes donde se almacenan los productos.

Si se ve este número de ubicación, cualquiera puede llegar fácilmente a la ubicación y encontrar el producto.

Un sistema de gestión de almacenes (WMS por sus siglas en inglés) puede administrar estas ubicaciones importantes dentro de un centro logístico.

Además, si se utilizan lectores de códigos de barras y computadoras portátiles de mano, las ubicaciones se pueden cambiar fácilmente, como cuando se reciben bienes y cuando los bienes se mueven a diferentes estantes.

Resultado de imagen para lectores de código de barras

No es necesario ingresar los datos manualmente, por lo que no hay que preocuparse por los errores de entrada.

Para los sistemas que eran sistemas de gestión de ventas convencionales personalizados, las ubicaciones no podían administrarse, por lo que tenían que escribirse a mano en formularios o ingresarse manualmente usando PC que causaban omisiones y errores.

Estas preocupaciones son innecesarias con un WMS y los trabajadores ya no necesitan buscar productos mientras confían en su memoria.

Todos pueden trabajar con la misma velocidad y precisión.

Ventaja 2: Simplificar la gestión de llegada y recepción

En un WMS, los datos (por ejemplo, cuándo, qué, de dónde, cuántos artículos se recibieron y dónde se encuentra el formulario de pedido) se pueden asociar a los productos y guardar en la base de datos.

Si se utiliza ASN (aviso de envío anticipado) en ese momento, el trabajo de entrada también se puede eliminar en gran medida.

Resultado de imagen para logísticaw

Cuando se utiliza ASN, se puede conocer la recepción de información en el centro logístico antes de que lleguen las mercancías, por lo que esas mercancías se pueden manejar como inventario y asignar.

En particular, esta información es esencial cuando se realiza el cross docking en los centros de transferencia (un sistema en el que no se mantiene inventario y los bienes recibidos de múltiples fábricas o sitios se clasifican inmediatamente por destino para la entrega).

Ventaja 3: Simplificar la gestión de envío

Un WMS puede usar los datos de pedido EDI tal como están, por lo que los clientes ya no necesitan ser telefoneados o enviados por correo electrónico y las notas tomadas de las conversaciones con los clientes no necesitan ser ingresadas manualmente, lo que ahorra mucho esfuerzo y elimina los errores de entrada.

Utilizando los datos de pedido EDI, se pueden crear listas de envío, etiquetas de entrega, formularios de entrega y extractos de entrega y pasarlos a los gerentes de los sitios de trabajo relevantes.

Resultado de imagen para pedido EDI

Ventaja 4: Gestión total, incluida la gestión de inventario, llegadas duplicadas y cambios de ubicación

La adopción de un WMS puede simplificar la gestión de inventario, las llegadas duplicadas y los cambios de ubicación que tenían que verse y verificarse en el sitio hasta ahora.

Usar un WMS es extremadamente eficiente porque la administración se realiza con precisión con códigos de barras en lugar de ver productos.

Con solo revisar estas 4 ventajas se observa el poder de solución que facilita los trabajos en la gestión de un almacén.

En Intelideck contamos con las herramientas, sistemas y personal calificado que te puede apoyar en procesos como el Almacenaje de Mercancías, Unidades de Verificación, la Maquila y Preparación de Producto y en cuestiones de Habilitación Fiscal (Recinto Fiscal).

Cuando tienes a un profesional de tu lado conseguirás agilizar aún más tus procesos de recepción y entregas de mercancías de forma precisa, eficiente y confiable.

Resultado de imagen para recinto fiscal